AMPOLLAS

Ampollas, ¿Qué son?

Las ampollas son bolsas de piel que se crean entre las capas más superficiales de esta y el tejido latente, estas bolsas se llenan de líquido y tienen una textura blanda. Aparecen como un mecanismo de protección natural del cuerpo en el momento en que un área de la piel se lesiona, ayudando a que la zona perjudicada se cure.

Los síntomas frecuentes son: hinchazón y enrojecimiento de la zona, dolor por presión, complejidad al caminar, separación de una parte de la piel, capacitación de una pequeña bolsa de líquido o bien aun un leve sangrado. Este último síntoma es una consecuencia del daño sufrido por los vasos sanguíneos, lo que genera todavía más dolor.

En la boca

Las llagas (úlceras) y la inflamación bucal cambian en su aspecto y tamaño y pueden afectar a cualquier zona de la boca, incluyendo los labios. Se puede generar hinchazón y enrojecimiento de la mucosa de la boca o bien úlceras dolorosas apartadas.

Las ampollas se llenan de líquido transparente (se llaman vesículas o bien bullas, en dependencia del tamaño).

El dolor en la boca complica la nutrición, en ocasiones, lleva a la deshidratación y la desnutrición.

Infecciones virales

Los virus son la causa infecciosa más usual de llagas en la boca. El herpes labial y, con una menor frecuencia, las úlceras del paladar ocasionadas por el virus del herpes simple son tal vez los más conocidos. No obstante, otros muchos virus pueden ocasionar llagas en la boca. El virus boca, mano, pie es responsable de las lesiones cutáneas dolorosas llamadas ampollas, puede ocasionar múltiples llagas en la boca.

Muchas veces, el dolor en la boca dura meses e incluso años, una vez que las llagas hayan cicatrizado.

En las manos y en los pies

Las ampollas de las manos y los pies son como cojines que resguardan las capas inferiores de la piel. En el caso de las ampollas en los pies, la causa más habitual por la que aparecen acostumbra a ser un roce intenso y progresivo de la piel del pie.

¿Cómo prevenir las ampollas en los pies?

Las ampollas en los pies son fáciles de prevenir, aunque suelen ser muy dolorosas. Las ampollas acostumbran a ser un problema menor, se aconseja para aminorar el dolor:

  • Reducir la fricción y la presión sobre la piel perjudicada.
  • Resguardar la zona con un apósito anti-ampollas, como el de la gama Scholl, que ofrece una protección avanzada para las ampollas resguardando la zona y calmando al instante el dolor.

Tratamiento para las ampollas Scholl

Cómpralo en Amazon

Summary
product image
Author Rating
1star1star1star1star1star
5 based on 7 votes
Marca
Scholl
Producto
Anti-Ampollas