TRATAMIENTO

¿Solo se pueden tratar los síntomas de la enfermedad de boca, mano y pie?

, no hay un tratamiento concreto para la enfermedad de boca, mano y pie.

Lo esencial: evitar la deshidratación. Es esencial que las personas enfermas tomen suficiente líquidos para prevenir deshidratarse. El agua y  las bebidas isotónicas son una buena opción.

La fiebre y el intenso dolor se pueden supervisar con fármacos de venta sin receta, como paracetamol o bien ibuprofeno, que dismuyen la fiebre y calman el dolor.

PRECAUCIÓN: la enfermedad de boca, mano, pie afecta principalmente a los más pequeños.

Cuando se contrae esta enfermedad, el cuerpo se inmuniza contra los virus específicos que causaron la infección. Sin embargo, se puede volver a enfermar: siempre es causada por múltiples virus diferentes.

El mejor tratamiento del virus boca, mano y pie: la prevención

Lo más efectivo es mantener un buen hábito de higiene, lavando las manos con agua y jabón, de forma especial tras ir al baño. Para reducir los riesgos de contagio es recomendable desinfectar frecuentemente las superficies y los objetos que empleen los pequeños a menudo, incluyendo los juguetes. Evitar siempre acercarse a personas que tengan el virus, es altamente infeccioso.

No existe vacuna para prevenir la enfermedad boca, mano, pie.

Para aliviar el dolor causado por las ampollas de la boca, se sugiere emplear enjuagues bucales o aerosoles que anestesien la boca y por consiguiente alivie las molestias.

Pronóstico del tratamiento pautado

Con la exploración física del especialista es suficiente para confirmar el diagnóstico. Si la exploración no fuera determinante, se pueden tomar muestras y hacer un cultivo del virus (extracción de una muestra de ADN).

No es habitual que sea grave y el pronóstico, de manera general, siempre es bueno. Se cura con normalidad y, a veces, sin concretar tratamiento. Lo más usual es que la fiebre remita en los tres o cuatro días siguientes y las lesiones de la boca, las manos y los pies desaparezcan a la semana.

El mayor peligro es la deshidratación,  dadas las molestias causadas por las ampollas en la boca al ingerir líquidos. Este agravamiento puede requerir el ingreso del paciente en el hospital para administrarle sueroterapia.

En algunos casos, se ha descrito la pérdida de las uñas de manos y pies entre la cuarta y octava semanas siguientes al comienzo de la enfermedad. Otras veces, la enfermedad boca, mano, pie puede generar otra patología más grave como encefalitis, meningitis aséptica o miocarditis.

Medidas para no infectarse del virus boca, mano y pie

  • Lávese frecuentemente las manos con agua y jabón durante veinte segundos, siempre tras mudar pañales, y asista a los pequeños a hacer lo mismo.
  • Evite tocarse los ojos, la nariz y la boca si no se ha lavado las manos.
  • Evite el contacto próximo, como al dar besos o abrazos, o compartir los vasos y los cubiertos con las personas que tengan la enfermedad.
  • Evite el contacto próximo, como al dar besos o abrazos, o compartir los vasos y los cubiertos con las personas que tengan la enfermedad.

Desinfecte las superficies y los objetos que se tocan a menudo, como los juguetes y las manillas de las puertas, de forma especial si alguien está enfermo.

Este magnifico vídeo, explica claramente como tratar el virus boca, mano, pie. ¡NO TE LO PIERDAS!